Tema del mes | 22

05 de junio | “Una fecha para repensar el Día del Medio Ambiente”

Escrito por Augusto Castro, Director de INTE-PUCP

En diciembre de 1972 la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió dedicar un día a la celebración del medio ambiente: el Día Mundial del Medio Ambiente. El día elegido fue el 5 de junio como homenaje a la fecha en que se realizó la Convención de Estocolmo sobre el Medio Humano en 1972. Todos estos años se ha seguido celebrando el día del medio ambiente como una fecha decisiva en el calendario mundial.

¿Qué es lo que celebramos? Y, ¿por qué es importante dedicar un día a conmemorar la defensa del medio ambiente? La razón y la importancia de esta celebración están estrechamente vinculadas a la generación de conciencia contra el deterioro, la contaminación y los desastres que la práctica humana ha producido en estos años. Para nadie es un secreto que el fenómeno del Cambio Climático ha puesto en crisis la vida en el planeta Tierra. Esta situación ha hecho que peligren las formas de vida y particularmente la vida humana. El aumento de temperatura coloca la vida en una situación de riesgo que no se puede ya permitir.

Sabemos que hay una grave preocupación por un aumento de más de 2º C en la temperatura promedio del planeta para el año 2050. Esto afectaría de manera grave la situación del mundo, generando diversos fenómenos como el derretimiento de la masa glacial de los polos y la reducción de los glaciares tropicales del mundo, así como un aumento del nivel del mar y de su temperatura. El nivel del mar está generando gravísimos problemas a los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (SIDS, por sus siglas en inglés). El año 2014 fue declarado por las Naciones Unidas como el Año Internacional de los SIDS y se utilizó el lema: “Alza tu voz, no al nivel del mar”.

Pero no solo es el aumento del nivel del mar sino el incremento de su temperatura lo que generaría movimientos del clima totalmente imprevistos. El Día Mundial del Medio Ambiente para los peruanos debe significar un momento de profunda reflexión. Hace algo más de un mes hemos vivido el caso del Niño Costero que ha mostrado nuestra terrible fragilidad por el aumento de la temperatura del mar frente a nuestras costas: más de cien personas han perdido la vida; más de un millón de damnificados han perdido sus casas, bienes y tierras; junto a las pérdidas de infraestructura pública (más de quinientos puentes y miles de kilómetros de carreteras destruidos). Este fenómeno atentó contra nuestro crecimiento, reduciendo el PBI del año 2017 y desacelerando el ritmo de nuestra economía. Lamentablemente, fenómenos de este tipo se van a volver a repetir y serán cada vez más frecuentes.

La celebración del Día del Mundial del Medio Ambiente significa tomar nota de nuestra vulnerabilidad y cerrar nuestros flancos, previniendo y enfrentando los desastres con políticas de mitigación, así como con políticas que coloquen a la adaptación a la cabeza de la reconstrucción del país. Eso significa que el Perú en esta celebración debe pensar en la reconstrucción del país y tomar nota del impresionante desafío que nos plantea ya el Cambio Climático y sus graves efectos.

Compartir via:

Compartir vía:
Enviar a:
© 2017 Pontificia Universidad Católica del Perú
Todos los derechos reservados