Tema del mes | 23

Opinión | Playas más limpias y sostenibles

Foto: DCI-PUCP

Escrito por: Carlos Tavares Corrêa
Docente del Departamento de Humanidades, Sección de Geografía y Medio Ambiente, PUCP y Miembro del Consejo Directivo de INTE-PUCP.

Una playa “limpia”, sin residuos ni desperdicios acumulados sobre la arena, es mucho más atractiva que una playa repleta de basura. Ciertamente, también pesan otros factores al momento de decidir hacia que playa nos dirigimos (la energía de las olas, la arena de la playa, los servicios que ofrece, la accesibilidad, la cantidad de personas, etc.) pero, es muy probable que la mayoría de los bañistas no pueda elegir la playa que frecuenta. Como la accesibilidad es un factor limitante, la mayoría de los limeños que visitan las playas del sur, Costa Verde, La Punta, Callao o Ancón, deben residir en los distritos más cercanos a éstas.

Si bien no he encontrado datos más precisos sobre este tema, en los días soleados de verano, la mayoría de estas playas superan ampliamente su capacidad de carga (la cantidad máxima de personas que una playa puede recibir de manera sostenible). Basta con apreciar desde el malecón Grau en Chorrillos, que notará inmediatamente, la gran cantidad de bañistas que la playa de Agua Dulce acoge los fines de semana. Con el auxilio de Google Earth estimé que la superficie disponible de playa en Agua Dulce es de aproximadamente 65 000 metros cuadrados. El área mínima sostenible para cada bañista, según la literatura, es de 5 a 10 metros cuadrados (1) (2). Si adoptamos el valor de 5 metros cuadrados para cada bañista, el número mínimo de visitantes en los domingos no será inferior a 13 000 personas, pero quizá mis cálculos estén subestimados.

Según el INEI (3), cada habitante de la provincia de Lima genera ¡1 kilogramo de basura a cada 24 horas! Si consideramos un período activo diario de 16 horas, cada habitante produciría 0.25 kg de basura a cada 4 horas. Ahora, imaginemos que cada bañista permanezca en la playa 4 horas en promedio y deseche alrededor de 0.25 kg de residuos. Así, en un domingo soleado de verano la playa de Agua Dulce podría acumular alrededor de 3 250 kg de basura. Sin embargo, durante la campaña de limpieza “Hazla por tu playa 2017” (Perú21, 05/03/2017), el voluntariado ha recogido en menos de dos horas de trabajo solamente 94 kg de basura en Agua Dulce, y muy por debajo de mis cálculos iniciales. La diferencia entre la basura doméstica y la encontrada en la playa puede explicar la sobrestimación.

No toda basura acumulada en la playa es desechada por los bañistas. Una parte significativa proviene de centros poblados aledaños cuyos residuos son arrastrados por los ríos hacia el mar, transportados por las corrientes y depositados en las playas por las olas. En algunos casos, la misma municipalidad o la población utiliza la playa como un botadero informal. La acumulación de basura en la playa puede ocasionar riesgos para la salud, pues, expone a la población a enfermedades como la hepatitis A o diarreas, a la presencia de vectores como roedores o mosquitos, al contacto con hongos y bacterias que dañan la piel, entre otros.

Hay una diferencia significativa entre los residuos generados en la ciudad y los acumulados en las playas. Por ejemplo, el plástico representa poco más del 10% de la masa total de los residuos sólidos municipales (4), mientras que en las playas este valor puede elevarse a más de 80%. Los plásticos son materiales de degradación lenta y permanecen en el ambiente por largos períodos de tiempo. Una bolsa plástica, por ejemplo, puede durar unos 55 años, mientras que una botella plástica tardará unos 500 años en degradarse (5). La radiación UV de la luz solar es el principal agente de degradación y la acción mecánica de las olas contribuye a la fragmentación a trozos más pequeños (microplásticos). Como estos materiales son de baja densidad pueden flotar y dispersarse por el océano. En la columna de agua, se mezclan con el plancton y son confundidos como alimentos. Los organismos marinos que lo consumen pueden morir por la ingesta o acumular biológicamente los compuestos químicos y transferirlos a través de la red trófica o sus descendientes. Las consecuencias para la salud humana y los impactos en la economía son temas que merecen una atención especial, pero no serán abordadas en este texto.

Las campañas de limpieza de playas no tienen la intención de resolver el problema, pero, son esenciales para difundir, generar conciencia y promover el uso más sostenible de nuestros recursos. Es necesario que las municipalidades distritales gestionen adecuadamente sus residuos sólidos, mantengan limpias y ofrezcan servicios más eficientes para que sus playas sean sostenibles. Por otra parte, cabe al usuario de la playa y la población en general aprender a producir menos basura y así contribuir para que la gestión de los residuos sólidos sea efectivamente integral. En este sentido, es fundamental que las municipalidades completen y actualicen la información sobre el estado de las playas para una mejor gestión de las mismas. Finalmente, vale la pena recordar que el lema de la campaña mundial del medio ambiente este año es “Un planeta #SinContaminación por plásticos”.

(1)Rajan, B.; Varghese, V.M. y Pradeepkumar, A.P. 2013. Beach carrying capacity analysis for sustainable tourism development in the south west coast of India. Environmental Research, Engineering and Management, 1(63),: 67-73

(2)Zacarias, D.; Williams, A.T. y Newton, A. 2011. Recreation carrying capacity estimations to support beach management at Praia de Faro, Portugal. Applied Geography, 31(2011): 1075-1081

(3)Según el INEI, el promedio de los residuos sólidos per cápita en la provincia de Lima, por distrito, en los años 2014 y 2016 fue de 1 kg/hab/día. https://www.inei.gob.pe/estadisticas/indice-tematico/c-residuos-10291/

(4)MINAM, 2012. Cuarto informe nacional de residuos sólidos municipales y no municipales. Gestión 2010 – 2011. http://sinia.minam.gob.pe/documentos/cuarto-informe-nacional-residuos-solidos-municipales-no-municipales

(5)Greenpeace. Plásticos en el océano: datos, comparativas e impactos. https://archivo-es.greenpeace.org/espana/Global/espana/2016/report/plasticos/plasticos_en_los_oceanos

Compartir via:

Compartir vía:
Enviar a:
© 2018 Pontificia Universidad Católica del Perú
Todos los derechos reservados