Kawsaypacha: Mesa de Reflexión Ambiental 2022 Revista Kawsaypacha Galería de Fotos Galería de Videos
14 de Diciembre de 2022

Conoce el Parque de la Papa y el Parque Chalakuy, ejemplos de innovación indígena frente al cambio climático

El Parque de la Papa, integrado y administrado por las comunidades campesinas de Chahuaytire, Paru Paru, Pampallacta y Amaru, se encuentra ubicado en el distrito de Pisac (Cusco) y es reconocido por su dedicación a la conservación de la diversidad biológica y cultural.

Desde hace algunos años se viene anunciando que, de no tomar acciones inmediatas para hacerle frente al cambio climático, sus impactos serían perjudiciales para toda la humanidad y nuestro país no es la excepción. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI, 2017), los pueblos indígenas, que representan el 12% de la población peruana, son los más afectados.

Entre los diversos efectos se encuentran la escasez de agua, la pérdida de la productividad agrícola y de la biodiversidad. “Debido al cambio climático, ya no hay pastizales. Si ven allá, antes estaba lleno de alpacas, ahora apenas se pueden ver dos porque no hay agua. Está seco y se tienen que ir lejos a buscar pastizales”, comentó una líder indígena perteneciente al Parque de la Papa. Asimismo, otro líder de la zona agregó que en algunas épocas “pasan granizos, tormentas, lluvias, a veces sequías, y eso afecta al cultivo de papa y otros productos”. 

Frente a estas situaciones, las y los integrantes del Parque de la Papa y del Parque Chalakuy, con el apoyo de la ONG Andes, vienen diseñando soluciones innovadoras para contrarrestar dichos efectos perjudiciales. De esta manera, han elaborado un plan de manejo que consta de la implementación de un  banco de semillas para la conservación de papas nativas, desarrollando más de 700 variedades de semillas de papas nativas, las cuales han sido llevadas a la Bóveda Global de Semillas de Svalbard, en Noruega. 

También, vienen realizando monitoreos de papas para medir su resistencia al cambio climático y las plagas que aparecen .“Nosotros evaluamos quincenal, en qué altura está creciendo la papa, qué enfermedades les ataca, qué cantidad de producción aguanta la helada…En cada comunidad estamos instalando parcelas de investigación para saber qué insectos están viniendo con el cambio climático”, indica otro líder comunitario. Reconociendo su rol en la promoción de la conservación y el uso sostenible de especies nativas, en el 2020, el Parque de la Papa ha sido certificado y reconocido como Zona de Agrobiodiversidad por el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (MidagriI).

Visita su web: https://parquedelapapa.org/ 

¿Quieres dejar un comentario? ¡Hazlo aquí!
Compartir vía
Enviar a