Revista Kawsaypacha Galería de fotos Galería de videos
26 de Junio de 2023

El nivel del mar sigue subiendo, ¿cuáles son las consecuencias para el Perú?

Playa Las Delicias, Trujillo (Fuente: Youtube)

Texto: Daniel Contreras Zuloaga

En los últimos 20 años el nivel del mar en Paita, Piura, ha registrado un incremento de entre 4 a 6 cm y podría llegar a los 20 cm para el 2050, según SENAMHI. ¿Cuál será el impacto de esta tendencia sobre la costa peruana? ¿Qué rol deben asumir las autoridades? Carlos Tavares, investigador del INTE-PUCP, explica el tema.

La subida del nivel del mar en el mundo es uno de los fenómenos más alarmantes causados por el cambio climático. Entre 1901 y 2018, el promedio global del nivel del mar aumentó entre 15 y 25 cm, y fue más acelerado en las últimas tres décadas. 

En Estados Unidos, según un informe que incluye a la NASA, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y otras agencias federales, se espera que el nivel del mar aumente entre 25 y 30 cm. Por su parte, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) pronostica que el promedio mundial del nivel del mar subirá entre 0.6 y 1.1 metros hacia el año 2100 si es que las emisiones de gas invernadero continúan siendo altas.

Esto tendría consecuencias nefastas para las zonas costeras de todo el mundo, entre las que se incluyen inundaciones, reducción de las poblaciones de especies, erosión del suelo y mayor riesgo de sufrir huracanes y otros eventos climatológicos extremos. 

El litoral peruano no ha sido inmune a este aumento. En Paita, Piura, el SENAMHI estima que el nivel del mar creció entre 4 y 6 cm durante el período 1990-2020, y espera que suba entre 15 y 21 cm para el 2050. 

Alabama (Fuente: CNN)

Un problema creciente

En concreto, ¿cuáles son los principales factores que explican el aumento de los niveles marítimos? 

“Por un lado, es resultado del derretimiento de los glaciares, lo cual implica la transferencia de agua al océano desde los continentes”, explica el geógrafo Carlos Tavares, investigador del INTE-PUCP. “Un segundo factor es el calentamiento del océano. Ello provoca una expansión térmica del agua, lo que contribuye significativamente a la subida del nivel del mar”, añade.

Tavares señala que debido a las características geográficas y geológicas de nuestra costa, este aumento no se está dando tan rápido como en otras partes del mundo. El afloramiento de aguas frías en el litoral peruano, producto de la Corriente de Humboldt, minimiza en parte el impacto de la expansión térmica.  

Sin embargo, es poco probable que esta situación perdure en el tiempo. “La influencia del afloramiento de aguas frías se reducirá con el cambio climático. Se espera que los fenómenos de El Niño sean cada vez más frecuentes, lo que aumentará la temperatura de la superficie del océano en la costa peruana y, a su vez, el nivel del mar”, precisa el investigador. 

Colán (Fuente: El Comercio)

Consecuencias serias  

En Perú, actualmente se observa erosión en varias playas costeras. Si bien esta es una de las consecuencias esperadas del aumento del nivel del mar, en nuestro país esto estaría más relacionado a la forma en que se utiliza el litoral. 

Según Tavares, la ocupación y desarrollo de ciudades, la construcción de puertos y la modificación de la costa para diversos fines, perturban el equilibrio natural de las playas y contribuyen a su erosión.

“En Trujillo, playas como Buenos Aires, Las Delicias y Huanchaco están experimentando erosión debido a la construcción del puerto de Salaverry, en la década de 1960. La construcción del puerto, con un espigón que protege la zona de movimiento de los barcos, interrumpió el flujo natural de arena hacia estas playas. Como resultado, más de 30 kilómetros de playas están desprotegidos y vulnerables”, precisa. 

En el futuro, estos lugares serán los más impactados con la subida del nivel del mar, ya que presentan pendientes suaves que facilitan su avance. 

Pero la erosión no es el único problema que se ve agravado por el aumento del nivel marítimo. Si las inundaciones se vuelven más frecuentes, es probable que los humedales costeros se vean afectados.  

“Muchos de estos ecosistemas tienen una salinidad baja, ya que el agua está mezclada con agua dulce. Con el incremento del nivel del mar, se eleva también el flujo de su agua hacia los humedales, alterando sus características ecológicas y afectando a la flora y fauna”, afirma Tavares. 

La invasión de agua marina en zonas costeras también afectará a los acuíferos. El aumento de la salinidad en el agua subterránea tendrá un impacto negativo en la calidad del agua utilizada en los suelos. Ello podría afectar el suministro de agua en áreas urbanas y la agricultura”, resalta el geógrafo. 

¿Hacia una nueva normalidad?

El impacto de 20 a 30 centímetros puede sonar una cifra pequeña para muchas personas. Sin embargo, dicho incremento no puede interpretarse de manera aislada, advierte Tavares. Otros fenómenos que ocurren en el océano, como la acción del viento, la generación de olas, las mareas y la presión del agua contra la costa se volverán más intensos y frecuentes debido a esa subida del nivel del mar. 

“El cambio climático está aumentando la frecuencia y la altura de las olas, lo que resultará en eventos de oleajes anómalos más frecuentes y de mayor magnitud. Además, cuando los vientos empujan el agua contra la costa y se combinan con mareas altas, el nivel del agua sube considerablemente”, precisa el geógrafo. 

En ese escenario, es probable que en las próximas décadas sea más frecuente que las casas ubicadas cerca del mar sufran inundaciones. 

Con esta tendencia, ¿sería posible que hacia finales de siglo habitantes de la costa peruana tengan que ser evacuados? “En lugares que llevan tiempo experimentando erosión, como la playa Las Delicias, sí”, responde Tavares. Este balneario ha perdido ya 160 metros de terreno como consecuencia de este problema. 

“Esto significa que dos manzanas completas de casas, incluyendo viviendas de buena calidad, fueron destruidas. Las familias que vivían allí tuvieron que abandonar sus hogares, perdiendo su inversión y patrimonio. Situaciones similares ocurrirán en el norte del país, como en el balneario de Colán, cerca de Paita, donde también se han perdido casas”, señala el geógrafo. 

Venecia (Fuente: National Geographic)

Enfrentando la situación

La tendencia mundial para abordar el incremento del nivel del mar y la erosión, es construir muros, espigones y otras estructuras duras. Pero esto podría terminar agravando la situación. Tavares explica, “si construyo un muro enorme frente a mi casa para protegerla de la erosión, esto desprotegerá a mi vecino, ya que el muro aumentará la erosión de la playa frente a su propiedad”. 

En otros países, señala el geógrafo, la estrategia consiste en construir dunas artificiales plantando y cultivando plantas que naturalmente atrapan la arena, lo cual es una forma de protección más amigable y favorable para el ecosistema natural. 

Otra táctica que se podría implementar es la adaptación arquitectónica de las viviendas. “Por ejemplo, en Colán se construyeron casas de palafitos sobre estacas, permitiendo que las olas pasen por debajo y regresen sin alterar el entorno o causar daños”, comenta el investigador. 

En lugares que sufren de una erosión significativa, como los balnearios de la costa trujillana, la situación es más grave y solo queda intervenir con una reconstrucción de la playa, afirma Tavares. Sin embargo, esto requiere de una inversión muy costosa pues implica transportar grandes cantidades de arena de un lugar a otro. 

Para el geógrafo, la responsabilidad recae en las autoridades locales, quienes deben planificar la ocupación de la zona costera de manera que se contemple el suficiente espacio para que el aumento del nivel del mar y la erosión, de modo que estos fenómenos ocurran sin perturbar el entorno, permitiendo que la costa se reacomode de forma natural. 

“El gran problema es que en sitios como Chorrillos o La Punta, la gente no tiene a dónde retroceder debido a la alta densidad poblacional. Esto hace que la reubicación se vuelva muy complicada”, señala el investigador. 

¿Quieres dejar un comentario? ¡Hazlo aquí!
1 comentario
Martha Marin - hace 2 meses
Excelente articulo; ante este panorama solo queda adaptarse.